viernes, 18 de diciembre de 2009

Esperando la luna llena

Y te vi bailar bajo la lluvia
y saltar sobre un charco de estrellas
te vi bailar bajo la lluvia
esperando la luna llena
Volverás a reírte de veras
cuando creas que estaba perdido
volverás a reírte de veras
si te quedas conmigo
Te vi bailar bajo la lluvia
esperando la luna llena
te vi llorar bajo la luna
quien te hubiera quitao la pena
Volverás a reírte de veras
cuando creas que estaba perdido
volverás a reírte de veras
si te quedas conmigo
Te vi bailar bajo la lluvia
me dejaste tu amor en vena
tu sexo es carne de aceituna
de un olivo en la carretera.

Quique González

Esta canción ya la he puesto, pero es que de vez en cuando me gusta recordar que soy una tía con suerte reviviendo esa época. Cuando todo estaba empezando, cuando llovía en verano, ese "ahora" que intento no perder. Y volver a besarnos tan despacio.




jueves, 10 de diciembre de 2009

Por si alguien aún duerme

Lo mínimo que debería hacer es alquilar un cantante de peso para pedir perdón, no mereces menos, pero la verdad es que he pensado que tú preferirías uno más liviano (tú me entiendes) y que esta canción te haría sonreir al menos. Se la robo a Elena por una buena causa, seguro que no le importa.
Incencios de nieve y calor: me parece una manera estupenda de resumirlo, como nuestros cambios de temperatura, como transformar miedos en sueños y sueños en miedos otra vez y vuelta a empezar.

El miedo cedió un poco pero no cayó del todo, soy una cobarde. Esto es lo que tengo para ofrecerte.

Tú mira hacia abajo, llevo una banda especial,
doscientos sonámbulos que silban de miedo,
flautistas morenos y seis timbaleros, dos mancos
y espectros de noche que encontré en la ciudad,
como este anormal con un didgeridoo negro,
mal ventilado y peor de los nervios que yo...

No serás capaz de odiarme
si lo he empeorado aún más
que bajen tus labios y me callen
si no empezaremos a silbar

Love of Lesbian

Por favor, ven a callarme ya y abrázame que vamos a saltar...

baumm bau
baumm bau
bau bau bau
bau bau
yeee
baumm bau
baumm bau
bau bau bau
bau bau






martes, 1 de diciembre de 2009

Díselo, cuéntaselo de una forma sencilla

Cada uno tiene que elegir su propia vida, nos equivocaremos mil veces pero tenemos que hacerlo nosotros, nadie puede jugar a adivinar las consecuencias de nuestros actos por mucho que nos conozcan, por mucho que nos quieran o por mucho que crean saber lo que pasará. Lo de escarmentar en cabeza ajena está muy bien como teoría, pero solo funciona como teoría.
A pesar de eso, sabes de sobra que yo siempre seguiré aparcada en tu doble fila, siempre mirándote y buscando asentimiento a cada paso, esperando tu consejo aunque sea para hacer justo lo contrario al final.

No me apetece vagabundear más ni robarme más días. La decisión está tomada.

Ando estos días vagabundeando
de tu mano fría hasta el final del mundo
y duermo en doble fila, vivo a todo trapo.

Esta es la vida que yo quería para mí,
pero no es la vida que tú querías para mí.

Ando estos días aterrorizado
con tus pesadillas y me estoy robando
cada día por ser cada noche más gallo.

Y esta es la vida que yo quería para mí
pero no es la vida que tú querías…

Díselo, cuéntaselo de una forma sencilla.
Seguiré aparcado en tu doble fila.

Quique González


La canción en este vídeo sale dos veces, menos mal que es bien chula.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

Recíclame en dos

Sabes que no,
no hay mucho más ahí fuera;
dentro estoy yo
con un camaleón
que cambia de escena.
No sé bien quién soy.
A veces disfrazo mi parte irreal
detrás de unas faldas.
No quiero llorar. No puedo llorar.

Ni quiero ni puedo, es verdad. No iba a servir de nada y no sería justo. Esto no tendría que ser así, yo no debería estar arrastrando los días sino saltando entre ellos. Es que casi todo tendría que ser distinto y yo no me siento con demasiadas fuerzas, no con las suficientes como para luchar por ello, tampoco con las suficientes como rendirme y olvidarlo. Me niego. Es renunciar a demasiado. Para asumir las cosas también hay que hacer un buen derroche de energías. Y así sigo, un día detrás de otro, o más bien un fin de semana detrás de otro, pensando que de éste no pasa y dejándolo pasar porque no es el mejor momento, nunca lo es. Hasta que vuelva a ser tarde y entonces dé igual porque ya siempre será mal momento y podré elegir un minuto al azar. No actuar es una forma de actuar, que a veces se me olvida.
Entonces es cuando parpadeo y pienso por un momento si lo estoy haciendo bien, si no me estoy equivocando y estoy siendo una egoísta y al momento pienso que tengo derecho, para luego pensar que no soy la única que tiene derechos y que hay quién vendió todos los suyos para regalarme a mí un racimo de derechos. Y me planteo si estoy confundiéndome y lo que tengo en realidad no es un derecho sino una obligación. Y vuelvo a cerrar los ojos y pienso que tampoco es justo y que estoy sacando todo de quicio. Y le vuelvo a dar más y más vueltas y ya no sé lo que tengo que hacer, aunque parezca que estoy decidida.

Hay algo peor que no saber quién eres: no saber siquiera quién quieres ser, ni lo que quieres querer.


Nadie me dijo que cambiar de escena fuera tan agotador.

Voy a relajarme...
Tiza

lunes, 9 de noviembre de 2009

¿no te sientes más pequeño?

Y ya lo sé, otra vez ha sucedido... y a mí se me ponen los pelos como escarpias escuchando las canciones que se cuelan en el momento justo. Y de repente solas tú y yo fundidas en un abrazo, tú y yo tan pequeñas entre tanta gente.
Es que es como para volverse loco.



Que empiece el viaje ya ...

Infinita ingenuidad, ilusión centesimal,
me creía tan capaz con mi capsula de albal,
mi torpeza fue total, de tan grande es demencial,
no detecto una señal, nunca encontraré el lugar
donde al fin me entienda.

Me perdí en mi universo, ¿y tú?
Me perdí en mi universo, ¿y tú?

Love of Lesbian

martes, 20 de octubre de 2009

Gonna laugh, gonna dance. I'm gonna enjoy the ride

Hay más cosas que me gustan del otoño y que se me olvidaron. Al final va a resultar que el otoño no está tan mal.
Por ejemplo, que Beatriz Montañez comente las noticias del día (no las de hace 4 meses como pasa en verano) o que haga un poquito de frío pero poco, lo justo como para que tu mano busque refugio en mis bolsillos y para que venga a buscarlo sin un guante puesto (algún día contaré mi odio a los guantes).

Está siendo un otoño raro, no sé si es porque no ha terminado de irse el verano (hasta hoy) o por qué, pero no está siendo como otros años. No quiero repasar objetivos viejos ni quiero hacer listas nuevas. Al menos no físicamente (otra cosa son las que se hacen mentalmente). Pero no quiero obsesionarme, quiero tomarme mi tiempo y disfrutar el momento, sin quemar etapas, con el kellybook en la guantera del coche, un montón de lecciones aprendidas sobre cómo compartir documentos on line y una lista de características imprescindibles o aspectos a valorar muy positivamente en formato Excel. Voy a hacer de ti una informática, lo sé.

You look fine
There's nothing to worry
Take your time
'Cause baby there's no hurry
For once just enjoy the ride
For once just enjoy the ride

Marlango





martes, 13 de octubre de 2009

Desde el monte más alto hasta el fondo del mar

Nada está completo si tú no estás cerca.
La canción se me vino a la cabeza mientras hablaba contigo por teléfono y luego no pude dejar de cantármela mientras paseaba mirando el hueco en mi brazo derecho.

Como no estabas tú todo estaba de más
ni la Tierra en su centro sabía girar
aunque no estabas tú te sentí ronronear
y brillar con un brillo de estrella fugaz

Víctor Manuel




miércoles, 7 de octubre de 2009

No tengo por qué dar más explicaciones

Lo que más pereza me da de toda la salida del armario es el momento de ronda de preguntas que se genera después. Parece que la gente piensa que como le estás contando eso ya tienen carta blanca para preguntarte por toda tu vida, que desde cuándo, que si cuándo lo supiste, que si lo buscabas o simplemente ocurrió, que cómo os conocisteis... Que parece que se les olvida que sigue existiendo la privacidad y que puede que quieras compartir que estás con alguien pero sólo eso, sin más, que yo no voy preguntando por ahí cuando tuvieron su primer deseo sexual, que me expliquen cuando pasaron del "estoy por fulanito" o con qué fulanito en primer lugar.
Ya me lo sé, hasta para esto la experiencia es un grado, así que mi última salida del armario fue en el momento justo, en medio de los comentarios sobre lost. Sólo tenía que soltarlo y volver al tema anterior. Fue rápido y me libré de la rueda de prensa. O eso pensaba yo...

Hasta que ayer hablé con ella vía messenger. Esto está un poco feo pero espero que no le importe que copie la conversación:

M.- dice:
por cierrrrrto
una cosa que tengo que decirte

Mel dice:
quién más se ha casado??
M.- dice:
nadie
jajaja
que yo sepa

Mel dice:
a ver, cuéntame
M.- dice:
es un pensamiento mío para tí
que el otro día cambiamos de tema rápido
pero no puede ser que no pases el típico cuestionario cuando alguien cuenta que tiene una relación

(aquí un silencio que me dio para pensar: ya me extrañaba a mí)
no vamos a ir a comer a tu casa
que nos prepare la comida
sin saber cosas

(otro silencio, creo que en realidad bastante corto)
como por ejemplo número de zapato
;)
Mel dice:
zapatillas de deporte o zapatos?
M.- dice:
jajaja
o abrigo con capucha o sin capucha

Mel dice:
:)
pues depende de si llueve

M.- dice:
jajaja
Mel dice:
si es de viaje conmigo, con capucha por lo que pueda pasar
que no sé si te he contado que tengo un gafe para eso

M.- dice:
pues yo creo que este finde va a hacer sol

Y luego ya cambió el tema a cosas varias y a mí me dio una pena tremenda que por el messenger no se puedan dar abrazos de verdad.

Y he de reconocer que no es sólo que repita canción, es que para colmo la ha elegido la Tiza virtual que se ha metido en el facebook.

Con la maleta vacía
mirada perdida y zapatos hartitos de vivir.
Con la nostalgia rendida a tus pies
y un ya ves
que yo no elegí.

Tiza





lunes, 5 de octubre de 2009

Me ha dado el sonido y el abecedario

Algunas voces te estremecen cuando las escuchas. No puedes definirlo, pero al escucharlas algo se remueve por dentro. La de Mercedes Sosa era una de ellas.
Para mí siempre estará ligada al Gracias a la Vida. Sólo nos queda darle gracias por habernos emocionado así.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto

Gracias a la vida, gracias a la vida

Letra: Violeta Parra
Interpretada por Mercedes Sosa como por nadie.


La música está de luto otra vez. Una vez más, se van los mejores.

viernes, 2 de octubre de 2009

Por favor una vuelta más en el carrusel

Tampoco está tan mal el otoño.

En otoño le sienta bien a Madrid (aunque a mí me encante en verano). Hay vida en todos los sitios.
Y conciertos y discos nuevos, tengo ganas de escuchar lo nuevo de Niños Mutantes, de La Habitación Roja, de Quique González, de Bunbury y sobre todo de Sabina.

El otoño tiene sus noches frías en las que te escondes debajo de la manta hecha bola en el sofá, que son mucho mejores si tú me acaricias la cabeza.

Y esa sensación de reiniciar, volver a empezar otra vez, aunque sea más una sensación que una realidad.

Hoy estoy de buen humor, he venido a trabajar cantando a Templeton a grito pelado, será porque es viernes. Si hay algo que me gusta del otoño son los viernes, esta cuenta atrás de la semana laboral y las ganas de cerrar.

Bailemos
Canciones de viernes que ni conocemos
Pero bailemos
Hoy llegaremos hasta el cielo
Bailando canciones que ni conocemos
Pero bailemos

Por un momento
Somos tan bellos
Y después
Tan mediocres otra vez

Sidonie

Bailemos, aunque es mucho mejor cuando bailamos en privado.


Ya es Octubre.

martes, 22 de septiembre de 2009

Me jugaría la primavera por tenerte delante

Debería llover hoy, más bien esta noche. Siempre llueve el 22 de septiembre por la noche, desde hace 7 años. Pero hoy no ha llovido y siento que lo echo de menos, como si faltara la ambientación. Y descubro a la vez que da igual, que me da lo mismo que llueva, que nieve, que granice o que salga el arcoiris. Que todos los 22 de septiembre son iguales, sobre todo por la noche.

Nunca he contado esto a nadie (y lo voy a escribir en el blog), el 22 de septiembre de 2002 por la tarde salió el arcoiris y yo lo vi sobre el hospital cuando iba de camino. Me acordé de esa leyenda que dice que el arcoiris simboliza un pacto entre dios y los hombres y pensé que era una buena señal, que todo iba a cambiar... y vaya si cambió. El 23 de septiembre lo entendí todo, justo cuando no era capaz de entender nada. El arcoiris no es más que un fenómeno óptico, como todo: física y química. Sólo física y química.

Porque de ti volví a aprender el nombre de las cosas. 
Porque de ti volví a aprender lo necesario.
Pan, casa, destino, camino.
De ti volví a aprender. Del bosque
de tu alegría. De manos
de tu sereno misterio.
Quedaba mucho por hacer
Manolo García

Quedaba mucho por hacer... nos quedaba mucho por disfrutar a todos: a ti, a ella, a ellos (que llegaron después, cuando ya era tarde para ti), a nosotras. Odio las injusticias y ésta es la mayor que he sufrido en mi vida. Merecías estar aquí, disfrutando de todo esto y nosotros de ti. Parece paradójico, pero cuando más te echo de menos es cuando celebramos algo.



El título viene de otra canción, siempre ligada al 22 de septiembre.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Canciones para el primer día en la tierra

Cuando escuché esta canción el viernes por la noche en concierto supe que iba a ser la canción del siguiente post pero es que escuchándola ahora casa tan bien...
Es justo lo que siento hoy, de sol a sol en estos días infinitos. Si pudiera ivernar y asegurar que el frío no cale mi corazón... Eso es exactamente lo que me gustaría hacer ahora, que volviera a ser verano y apurar las tardes en la piscina mientras leo y espero que sea la hora de ir a buscarte para sentarnos en un parque a escandalizar a los pijos de nuestra ciudad. O volver a agosto y re-ensayar nuestra convivencia. Cada vez mejor, estoy convencida, como los viajes, ya lo verás.

Septiembre es mi mes agridulce que consumo a medias entre estirar el verano y los viajes espaciotemporales que no puedo evitar marcarme hacia el final de mes. Por eso los últimos días de septiembre son nostálgicos. Mi año nunca empieza en enero, pero tampoco en septiembre. El mío siempre empieza en octubre, no me parece tan extraño teniendo en cuenta que en octubre es cuando empecé yo. Quiero creer que en octubre será distinto pero ahora mismo las ganas de otoño mías las debe tener enteras El Corte Inglés.



Como la canción es cortita, la voy a poner entera. No me apetece recortar hoy, hasta para eso estoy apática.

Duerme Corazón, descansa bien, porque al despertar,
te harán, volver, a trabajar, de sol a sol, sin descansar.

Duerme corazón, descansa bien, mañana sera, hoy otra vez, si te portas bien, te tratan mal, intenta ivernar, oso polar.

Y el frío no, podrá calar, tu corazón.
A trabajar, de sol a sol.

Niños Mutantes

El título del post lo tomo prestado del título del álbum de Niños Mutantes.


lunes, 24 de agosto de 2009

Flotaba en azoteas todo mi deseo

Sólo quiero poner la canción, no voy a añadir nada más. Bueno, sólo una, que me gusta inventar toboganes o convertir mis dedos en descuidados paseantes.

Madelmans haciendo slalom por tu cuello,
aire que se lleva tus misterios, hacia el Sur se van.
Y sé que a veces piensas que estoy algo ido,
pero nunca pierdo una sola oportunidad de admirar cómo ...
Te deslizas como si fueras de viento
y al contacto con mis dedos te desvanecieras.

Love of Lesbian




martes, 18 de agosto de 2009

Mi pulso dice que sí

Y aunque le lleve la contraria a la canción, mi corazón no sabe que no. Esperaba que sí mientras la veía acelerar.
He perdido la cuenta de las veces que he visto las imágenes pero todas ellas se me han puesto los pelos como escarpias (que dirían los gomaespumita).
Hace un año se cayó intentándolo y dijo que esa caída la haría más fuerte y vaya si lo ha hecho. Esa es la filosofía. Yo de mayor quiero su actitud, bueno y sus piernas también (al menos las rodillas).



Cuarenta grados y al sol,
¿gira la Tierra o lo hago yo?
Seré tu sombra aunque me deslumbres
y si vuelvo a tropezar me levantaré ...

... más fuerte que ayer,
nunca abandonaré,
porque abandonar
sería darles la razón.

La Habitación Roja

Siento que no se escuche muy bien la canción, pero es lo mejor que he encontrado por el cibermundo.



lunes, 17 de agosto de 2009

Es duro estar lejos de ti

Cambiar despertar con una sonrisa por abrir el ojo a toque de despertador.
Cambiar las risas y los juegos mientras le vistes para desayunar por una ducha rápida.
Cambiar el cuento de la noche por cuatro páginas de un libro leídas rápido y a dormir que mañana es día de escuela.
Cambiar las carreteras con al menos 7000 curvas por cada km en las que dudas sinceramente que puedan caber dos coches por una M30 de 3 carriles (aunque algunos los corten por obras).
Cambiar jugar a las raquetas, a la pelota, al disco (nombre castizo del frisby o como quiera que se escriba eso) o a correr como locos por correos electrónicos que van y vienen.
Cambiar la sobremesa eterna y la vida en la puerta de la vecina por un café rápido después de comer.
Cambiar la tranquilidad por el estrés.
Cambiar la vista desde tu ventana por una foto que no le hace justicia.



Soy de Madriz, me encanta vivir aquí. Me gusta hasta decir ejque y escuchar a mi sobrino pequeño corregirme (que tiene narices). Pero si hablamos de raíces, yo heredé las mías. Si hay una tierra que me tira é a miña terra galega.

Me invade la morriña
el dolor de Breogán;
cuando suena la muiñeira
el llanto empieza a brotar.

Miña terra galega
donde el cielo es siempre gris
Miña terra galega
es duro estar lejos de ti.
Siniestro Total

viernes, 7 de agosto de 2009

Desnudando la vida como un bergante y soñando que un día serás poeta

Hace unos años tenía la costumbre de quitarme el reloj al llegar y guardarlo en la maleta, no salía de ahí hasta que volvía a Madrid. Era algo así como un ritual cargado de simbolismo. Ahora no llevo reloj, aunque soy más esclava que nunca del tiempo.
Ahora el ritual comienza antes, cuando bajo la tapa del portátil y devoro kilómetros con música de fondo. Allí todo adquiere una dimensión diferente, tomas distancia y ves las cosas en su justa medida, de repente de preocupas sólo de lo importante. Cada cosa en su sitio.

Me voy destino a las estrellas resplandecientes, al lugar donde no tienes que imaginártelas. A alejarme un poco de la realidad, al sitio donde no ves las noticias ni para escuchar el tiempo porque a nadie le importa lo que dica Maldonado, todo el mundo sabe que si quieres saber si lloverá (que es lo más probable) sólo tienes que preguntar a algún paisano que te lo dirá basándose en la dirección que llevan las nubes.

Soltar todo y largarse, ¡qué maravilla!
atesorando sólo huesos nutrientes
y lanzarse al camino pisando arcilla,
destino a las estrellas resplandecientes.

Pantalones raídos, zapatos viejos,
sombrero de ventisca, ojo de garra
escudriñando enigmas en los espejos
y aprendiendo conciertos de las cigarras.
Silvio Rodríguez

Me encanta lo de aprendiendo conciertos de las cigarras.




PostPost: Ya sabes que hay cosas que no me gustaría soltar.


martes, 4 de agosto de 2009

Welcome to the suicide club

No recuerdo ni una sola vez en mi vida que haya estado completamente satisfecha con algo que haya hecho yo, siempre pienso que se podría haber hecho mejor, o más rápido, o más eficientemente o lo que sea, pero siempre es todo mejorable ¿acaso no es verdad?
Creo que sí que es verdad, lo malo es que eso te impida disfrutarlo. Alguien que me conoce (demasiado) bien me dijo una vez que yo estaba condenada a no ser feliz porque tengo una vision idealizada de la vida y es imposible que la realidad se ajuste nunca a mis ideales.
Quizá sea eso un poco lo que me pasa, tengo en mi cabeza una idea clara de cómo quiero que sea todo y no soy capaz de soportar no poder controlarlo para hacerlo como yo quiero que sea. Y eso sale continuamente a la superficie, en mi día a día, en mi manera de ser, en todo por transcendente o vanal que sea.
Yo sé que no lo entiendes porque no le das importancia, pero para mí si algo me gusta y me apasiona no me vale con disfrutarlo, necesito hacerlo bien o al menos hacerlo cada vez mejor porque eso es también lo que me hace disfrutar, aunque a veces eso sea la razón que me impida disfrutar.
Y así me paso la vida, autopresionándome continuamente, empañando cada pequeño éxito por el gran fracaso que siempre lleva detrás.
Lo peor de todo es que no tengo ganas de cambiarlo, no sé si quiero cambiarlo. Si me conformo me acomodo y me estanco. No sé si he aprendido algo en todo este tiempo. El problema, una vez más, es que no sé dosificarme. Todo en su justa medida. Todo en su justa medida, debería copiarlo 100 veces sin recurrir al ctrl+c - ctrl+v.




Can you see, can you see,
Can you see me down here on my knees,
Give me the darkness I need.

Is it true what they say,
You’re judged by what you do,
Well I think so too, do you

Sterlin




viernes, 24 de julio de 2009

In my eyes you'll find what will be like that


Historias inconexas....

  1. Previously on Entre Canciones (que últimamente me ha dado por las series en VOS) ... A mí me faltaban los datos y estaba convencida de que no podría llegar así a ninguna conclusión pero se me olvidó que podía contar con Mrs Watson (mira, este va a ser tu nuevo nombre, que sita xx era muy cutre). Ahora está ya todo claro. Caso cerrado.
  2. Me parece mentira que todavía haya quien piense que esto del intenné nos deshumaniza. He tenido esa discusión con mi cuñado cerca de 1000 veces, sobre todo cuando se espanta porque yo hablo vía messenger con alguien que tengo al lado (como si todo se pudiera decir a gritos....). Así que no me parece mal utilizar una herramienta frívola de cotilleo como es el facebook para recuperar el contacto con quien fuera mi mejor amiga de la adolescencia. Lo que me parece mal es haberlo perdido (y eso no fue culpa de la tecnología sino de la estupidez humana)
  3. Me encanta descubrir albums que no puedo dejar de escuchar. Yo había escuchado a catpeople un par de veces en radio3, pero no había escuchado su "What's The Time Mr Wolf?" completo (no me digáis que no es un título estupendo). Un festival me parece una excusa perfecta para conocer nueva música
I'm loving your way
I'm loving your way in silence
don't say you forgive
don't say you forgive in silence
I'm seeking your days
I'm seeking your days in silence
I'm waiting for all that you can try
I'm waiting for all the sex tonight
the secrets remain
remember the old days
I'm waiting for all that you can try
I'm waiting for all the sex tonight
Catpeople






jueves, 16 de julio de 2009

En tiempos tan oscuros nacen falsos profeta

Siempre guardo todo menos lo que necesito. He estado buscando un correo desesperadamente en el baúl de los recuerdos cibernéticos pero no está. Quizá lo mandé por sms y de eso ya no tengo registro. El caso es que mi labor de investigación se queda coja porque me faltan datos. Así no llegaremos a ninguna conclusión.
Rebuscar es siempre arriesgado, aunque ya no duela todavía escuece un poquito. Alguien lo cantó mucho mejor que yo y también a otro alguien le copio el ponerlo en el blog.

Lo bueno de los años
es que curan heridas
lo malos de los besos
es que crean adicción
Sabina

No sé qué queda de la chica que escribía aquellos correos entonces en la que soy hoy. Lo que sé es que en mi caso no es verdad que cualquier tiempo pasado fue mejor. Que un día alguien llegó y convirtió mis días en nuevos tiempos y transformó todo a su paso.

Pero de todo se saca algo positivo, de mi incursión en el pasado me quedo con esto:

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminado
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos...

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.
Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando te despiertas.

Luis García Montero

La poesía insipiró una de las canciones que más me han gustado en los últimos tiempos. Compuesta por Quique González pero interpretada por Enrique Urquijo como por nadie.


viernes, 10 de julio de 2009

No voy a robar tus ojos nunca más porque se agarran como manos

Por fin es viernes. Hay semanas eternas. Pero hasta esas semanas se acaban y dejan paso al fin de semana.
Últimamente no duermo bien, es lo malo del verano, a mí el calor durante el día no me molesta especialmente pero por la noche soy incapaz de dormir y tengo que abrir la ventana para que entre un poquito de brisita madrileña y subir la persiana al rato porque la brisa es más bien escasa. Entonces también entra la luz y es imposible dormir y además entran los mosquitos y ya es imposible levantarse sin estar acribillada, por lo que parece tengo la sangre más dulce de todo el vecindario.
Las noches de verano no están hechas para dormir, están hechas para pasear acariciando tu mano y para tomar cervecitas en terrazas. De esta noche no pasa.

Cada vez estoy más segura de que mi coche o mi ipod (no sé quién determina el orden, supongo que el ipod) tienen algún tipo de poder para seleccionar las canciones cuando pongo el modo aleatorio. Esta mañana sonó esto mientras buscaba aparcamiento y no puedo dejar de cantarla. Esta canción también me da buen rollo (y que algo te dé buen rollo mientras buscas aparcamiento es poco menos que un milagro, sobre esto ya escribí ¿no?)



Por favor, mírame antes de salir
soy el tipo de la chaqueta gris
bebo sólo para disimular
y ella está a punto de llegar

Sidonie







viernes, 3 de julio de 2009

Y me quita el infierno de la ambigüedad cuando a veces no entiendo

orgullo.


(Del cat. orgull).

1. m. Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas.

No sé si orgullo es la palabra que mejor lo define, aunque tiene su historia, en cierto modo el orgullo es una reacción de protesta contra los que pretenden que te avergüences, entonces echas un órdago y dices "no sólo no me avergüenzo, es que me enorgullece". El caso es que hablar de "orgullo" tiene ciertas connotaciones, uno está orgulloso de algo en parte porque piensa que es mejor que lo demás. Yo no estoy especialmente orgullosa de ser lesbiana, aunque sí lo estoy de vivirlo con mediana normalidad, de no haber seguido el camino marcado por la sociedad (hay que dejar el camino social alquitranado porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas, que cantaba el Robe hace la torta) y de haber sido consecuente con mis sentimientos.

La fiesta el orgullo gay es una manera más de gritar que estamos ahí. De dar visibilidad a la homosexualidad quitándole un poco de dramatismo. Lo malo es que también se tiende a estereotiparlo un poco, sobre todo gracias a la prensa amarilla que está tan de moda. A pesar de ello, creo que hace bastante bien. He escuchado unas mil veces el comentario ese de que por qué hay una fiesta de orgullo gay y no la hay de orgullo hetero, casi tantas como he escuchado lo de que por qué se celebra el día de la mujer trabajadora y no el del hombre, quizá tenga algo que ver con que unos han tenido que luchar lo que no está en los escritos por acercarse a unos derechos que los otros tienen adquiridos por nacimiento (por ejemplo). En cualquier caso, si lo creen necesario que la organicen.

Me sigo quedando con el eslogan de hace dos años: "la igualdad es posible". Me gustaría creer que es posible, desde luego es necesaria.

Vivo en mi isla de las intenciones
No tengo por qué dar más explicaciones
De con quién me acuesto
con quién me levanto
de lo que no digo
de lo que me callo
Vivo en mi isla con muy poca gente
sólo los que quiero y alguno que viene

La vida a veces es como un naufragio
y terminas en medio
de nada y de algo
Tal vez no perciban los mapas
la isla en la que naufragué.
Tiza

domingo, 28 de junio de 2009

Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa

O quizá porque su niñez me devuelve un poco la mía, la que disfrazo casi todas las mañanas de persona seria y formal. La que cubro con un velo de timidez que ellos me arrancan con una risa descontrolada. Soy otra a su lado, sacan lo mejor de mí y yo disfruto cada minuto con ellos inventando juegos en los que las baldosas blancas se convierten en agua, nosotros en aviones que tienen que esquivarla y los gatos de la calle en linces agazapados en busca de alimento.
Me va a costar cambiar las zapatillas por los zapatos mañana.


Me encanta el verano



Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.

Jugando con la marea
te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Serrat

miércoles, 24 de junio de 2009

Come on you little fighter

Como me decía Sita XX: España está en Europa, pero poco. Hay que aprender que verano en Madrid no implica verano en el resto de Europa. No se me ocurrió nada más típico que traerme que un buen resfriado. Voy a ver si me lo curo a base de solecito.



Youre old enough some people say
To read the signs and walk away
It's only time that heals the pain
And makes the sun come out again
Its raining again
Oh no, my loves at an end.
Oh no, it's raining again
Supertramp

y a pesar de la lluvia he disfrutado como una enana. Gracias.

miércoles, 17 de junio de 2009

They never offered, I never asked

Últimamente me indigno mucho. Dice mi novia que tengo facilidad para indignarme, eso y que tengo tendencias obsesivo-compulsivas, que no soy capaz de dosificarme ni de hacer las cosas con moderación (que le pregunten a mi rodilla). Yo prefiero decir que soy apasionada.
El fin de semana pasado me indigné unas cuantas veces (seguro que más que las que recuerdo). Una de ellas fue cuando, después de contar mi situación sentimental, pregunté si lo intuía y me contestaron algo así como: "más o menos, pero claro a ver quién pregunta eso, que te arriesgas a que te suelten una bofetada". Respondí que no es un insulto y me indigné un montón, más que nada porque sé que es verdad.
El domingo volví otra vez a la feria del libro a comprar más libros (¿he dicho ya que no sé hacer las cosas con moderación?) y me indigné unas cuantas veces más. Para empezar porque la gente no tiene educación y yo, que sí que la tengo, acabo pensando que soy tonta. Me fastidia un montón que la gente se cuadre delante de los puestos y no te dejen ni ver, sobre todo cuando tú estabas antes pero te has echado un paso hacia atrás para que ellos puedan mirar.
Después descubrí que había una editorial donde daban unas bolsas chulísimas (no sé si la estrategia de marketing les habrá funcionado con alguien más, pero a mí es que se me gana con poco), yo ya había comprado los libros que tenía en mente comprar, pero era una editorial grande y tenía mogollón de libros y yo soy una consumista con algunas cosas… pensé que seguro que alguno más podía comprar. Así que ahí estaba sorteando cabezas para ver qué me compraba; bueno, pues me tuve que ir sin comprar ninguno para dejar de escuchar los chistes de los dos tíos que estaban vendiendo con otro que estaba fuera: que si no te arrimes tanto, que si yo no me pongo de espaldas, que si a mí no me tires nada al suelo que no me agacho…. Pero ¿no sé cansan de los mismos chistes siempre? Cuando repites mucho algo deja de tener gracia, ¿no? ¿¿¿Cómo es que siguen riéndose con esas chorradas???
Me he acostumbrado a los chistes homófobos y ya casi ni me molestan, la mayor parte de los días ni los escucho, como si hubiera activado un filtro en el cerebro, pero de vez en cuando me pregunto hasta cuándo vamos a seguir así. En el fondo es todo cuestión de educación y sobre todo de respeto.

No he encontrado la canción en el goear, así que pongo versión youTube. No conocía yo a esta cantante (gran error). Así que gracias a beita por descubrírmela.



And I'm not too blind to see
that I could change my ways
Or try to like
the games they play
But I'm on my own anyway

So I might as well pave the way
I might as well pave the way

I'll wear my rainbow flag with pride
And if I have people I love on my side
I'm alright, I'm alright
Sarah Bettens

Nos sobran los que ponen piedras en el camino, lo que necesitamos es que alguien lo allane. Pave the way.

domingo, 14 de junio de 2009

Yo habría seguido jugando a hacerte feliz

Cosas que confirmo después de este fin de semana:
  • No importa en qué estación del año estés. Si lavas el coche, llueve.
  • Cuando mejor se está en la piscina es cuando está nublado.
  • Me encanta la feria del libro, a pesar de que se levante una tormenta de aire y de que haga un calor impresionante. Me gustó ver una cola de niños esperando a que el Ratoncito Pérez les firmase un ejemplar y eso que el tío lo había escrito bajo un pseudónimo (que no recuerdo). Y me sacó una sonrisa escuchar a una niña discutir con su madre porque se acababa de comprar un libro y quería sentarse en un banco a leerlo: Aunque sólo sea el primer capítulo decía. Eso es ilusión.
  • Debería haberme dedicado al psicoanálisis, siempre hay un motivo y yo lo sabía, no sé si antes que tú.
  • Un buen cabreo puede acabar reforzando una relación más de lo que pensábamos. Era necesario. Ahora está todo un poco más en su sitio. Contigo es siempre todo diferente y yo, que ya debería haberme acostumbrado, no dejo de sorprenderme.

Muchas veces te dije
que antes de hacerlo
había que pensarlo muy bien
que a esta unión de nosotros
le hacía falta carne
y deseo también
que no bastaba
que me entendieras
y que murieras por mí
que no bastaba
que en mis fracasos
yo me refugiara en ti.
Pablo Milanés

La canción es de Pablo Milanés, dudaba entre poner la versión de Aute o la de Enrique Urquijo. Yo conocí la canción con la voz de Aute, pero la versión de Enrique Urquijo me llega más.


martes, 9 de junio de 2009

La desazón se va a llevar en esta temporada

Saber que no tengo derecho no hace más que empeorar las cosas. Siempre obsesionada por lo que es o no justo y soy incapaz de domesticar esta sensación aun sabiendo que estoy siendo tremendamente injusta.
No lo sé definir, no sé si es decepción, y si lo es, no sé si es contigo o conmigo. Lo que sí sé es que todo se hace o se deja de hacer por algún motivo. Ahora la cuestión es si nos viene bien saber cuál ha sido. 

Nunca he sabido medir nada, siempre fallo por exceso o por defecto.



Qué difícil es guardar
la distancia adecuada

...

espero tu llamada
la evidencia en gotas cae
por mi jersey de Prada
la lección que ya aprendí
siempre es olvidada
Christina Rosenvinge

Seguramente sería mejor si me equivocara, pero sigo pensando que no me equivoco.

lunes, 8 de junio de 2009

El lunes es el día peor

Eso decía Sabina en una canción (más bien mala por cierto, que también tiene canciones malas) y yo añadiría que todavía lo es más después de un fin de semana de 13 días. 
Me ha costado levantarme, si es que a mí con 2 días ya se me cambian los ritmos, cómo no se me van a cambiar en 13!! Te das cuenta de lo mucho que has desconectado cuando en el ascensor estás a punto de marcar el piso de tu casa en lugar del de tu puesto, cuando casi ni recuerdas dónde te sentabas (aunque eso no es culpa mía, si no me cambiasen de sitio cada semana sería más fácil recordarlo), cuando enciendes el ordenador y no recuerdas la contraseña para entrar y te das cuenta de que estás pensando “cuál era mi contraseña?” en lugar de decir “que se me ha olvidao la password!”. O cuando te sientas y te pone de los nervios escuchar al de enfrente preguntar si no sé qué campo es updateable. 
En fin, habrá que conformarse con que no me hagan hoy hacer overtime, francamente, no estoy en condiciones.

Feliz semana

Me ha gustado esta versión de la canción:



The Telex machine is kept so clean 
And it types to a waiting world
And mother feels so shocked
Father’s world is rocked
And their thoughts turn to their own little girl
Sweet 16 ain’t that peachy keen
Now that ain’t so neat to admit defeat
They can see no reasons
'Cos there are no reasons
What reasons do you need?

Tell me why
I don’t like Mondays ...
Boomtown Rats

viernes, 5 de junio de 2009

Mucho cuidado con los cocodrilos, vienen despacio y nunca los ves

De camino iba pensando que no iba a poder condensar 12 años en un par de cervezas. Ni siquiera sé si son 12, se me olvidó cuándo dejamos de vernos y de hacer todo juntas. Se me había olvidado hasta la razón, a ti no, el sentimiento de culpa no te dejó olvidar.
Hicimos repaso rápido de nuestras vidas: familia, amigos, trabajo, novios/as, fue fácil contártelo. Contar 12 años no es tan difícil, al final omites detalles, que son en realidad lo importante y lo que llevaría otros 12 contar. Listas acontecimientos, situaciones, hechos… y ya está.
Lo difícil fue resumir los años que pasamos juntas, hacer cosas con alguien por primera vez crea lazos que se mantienen a través del tiempo. Volver a recordarlo te hace sonreír con cara de idiota a veces, otras reírte hasta que ya no puedes más y otras bajar la vista pensando que fuimos muy tontas.
Y ayer te miraba y no podía evitar pensar lo diferentes que somos, lo éramos entonces y lo seguimos siendo ahora. Tú siempre viviendo el presente, a toda velocidad, tu condena es tu impaciencia. Yo siempre más cauta, pensando, analizando y valorando alternativas antes de actuar. La mía es la indecisión.
Cuando atravesaba la M30 desde la otra punta de la cuidad hasta casa recordaba aquellas cervezas de hace tanto tiempo y de repente me vi volviendo a casa abrazada a ti cantando a grito pelado la última canción que habíamos escuchado en el bar.
El tiempo pone a cada uno en su lugar, a los cocodrilos también. Quizá éste pueda volver a ser nuestro tiempo, no lo sé.



Hace tiempo tuve una amiga
a la que quería de verdad.
Una princesa que andaba a dos pasos
de sus zapatos de cristal .

Compartíamos una casa
al otro lado de la ciudad .
Le hicimos un sitio a mi mala suerte
y a sus pocas ganas de acertar.

Tú por mí, yo por ti.
Iremos juntas donde haya que ir.
Tú por mí, yo por ti.
Iremos juntas sólo por ir.

Christina y Los Subterráneos

lunes, 25 de mayo de 2009

Y la resta de los días fue sumando vida contra la ansiedad

El post de hoy va a ser un crónica, la crónica de un fin de semana raro. De una tarde de viernes contando minutos y de una noche de concierto teléfono en mano. De un sábado lleno de nervios y miedos y de horas eternas en una sala de espera, de una madrugada de sábado a domingo de llamadas telefónicas, mensajes y de carreras de 100 metros dignas de atletitas y, por fin, de un domingo de sonrisas y alguna que otra lágrima. 
Podría ser también la crónica de un mes que parece que viene pidiendo perdón, devolviendo dos años después lo que otro mes de Mayo nos robó.
Y mientras todas las miradas se fijan en un punto yo me disperso mirándote a ti, que estrenas ahora tu papel mientras los demás nos afianzamos en el nuestro, la abuela más abuela, las tías más tías, hasta tus papás son más papás, pero tú… tú te conviertes ahora en el hermano mayor y mí me fascina ver cómo te sienta. Me gustó darte la noticia, traducir el proceso a tu lenguaje y ver tu cara tratando de entender y me fastidió que se me escapara gritar que ya había nacido antes de mirarte a los ojos para ver la reacción.
Heredamos casi todo, supongo que la habilidad de ser hermanos mayores en cierto modo también, sé que lo harás bien, como tu madre lo hizo conmigo.


Repito canción, pero es que también repito sensaciones

La ilusión cumplió sus cuentas  
del latido a la caricia del dolor  
la mirada que despierta  
guarda en su inocencia todo lo que soy  
Pedro Guerra

miércoles, 20 de mayo de 2009

Qué le importa a la gente

Con lo de Benedetti se me ha vuelto a colar en la cabeza una canción que solía escuchar hace tiempo.
Tanto renegar de los homenajes póstumos y al final hago lo mismo que todo el mundo.
El caso es que volví a leer la poesía por ahí y me vino a la cabeza lo bien que lo musicó Pablo. Y me apeteció volver a escucharla y me parece igual de ridículo hacerlo porque haya muerto como no hacerlo.



Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tú quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegará
y del presente
qué le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Benedetti

Yo tampoco quiero estrellas azules. Mientras sigas iluminando mis días así ¿quién necesita más?

lunes, 18 de mayo de 2009

Desde los afectos

Después de este fin de semana raro que he tenido, que no sabría decir si ha sido demasiado largo o demasiado corto, me he despertado esta mañana sin poderme creer que fuera Lunes. Y se me vino a la cabeza una canción: Tell me why I don't like Mondays.
Pero entonces puse las noticias mientras desayunaba y la pena se apoderó de mí. Podría poner un guiño al pasado, y hablar de cuando alguien me propuso en un sms hagamos un trato y me decía aquello de puedes contar conmigo o cuando recibí un correo que firmaba diciendo vos sos mi utopía. O podría hacer el guiño al pasado menos lejano (y menos doloroso también) y decir que yo tampoco me lo creo todavía y que todavía dudo de esta buena suerte.
Me he enamorado, me han enamorado con Benedetti. Eso era hacer trampas, lo sabéis ¿verdad?
Pero quiero poner música al post y ya no me apetece poner la canción que se coló en mi cabeza esta mañana. Podría poner alguna del disco "el sur también existe" de Serrat, la de los formales y el frío por ejemplo, que siempre me ha sacado una sonrisa. Pero al final he decidido enlazarlo con los últimos posts y poner otra. Hay ausencias que se notan todos los días…



Todo mandato es minucioso
y cruel
me gustan
las frugales transgresiones
Por ejemplo inventar el buen
amor
aprender
en los cuerpos y en tu cuerpo
Oír la noche y no decir
amén
trazar
cada uno el mapa de su audacia
Aunque nos olvidemos
de olvidar
seguro
que el recuerdo nos olvida
Obedecer a ciegas deja
ciego
crecemos
solamente en la osadía
Solo cuando transgredo alguna
orden
el futuro
se vuelve respirable
Todo mandato es minucioso
y cruel
me gustan
las frugales transgresiones.
Benedetti

Volvemos a estar de luto, vaya mes...

jueves, 14 de mayo de 2009

El azar detuvo el autobús y al aguacero hasta que me miraste tú

Yo quería haber escrito este post la semana pasada, el viernes para ser exactos. Pero el viernes tenía la cabeza en otro sitio y no lo hice. El viernes no debería haber hecho nada, hay días que es mejor quedarse en la cama y dejar que pasen.
El post diría algo así como "tal día como hoy pero hace dos años". Ahora diré: tal día como hoy pero hace dos años y seis días yo andaba vagando, en aquella época vagaba mucho, y aterricé en tu territorio. Y ese mismo día, tú también andabas vagando y llegaste, vete tú saber cómo, a este espacio mío. La casualidad estaba servida, después correos comentando que era curioso coincidir el mismo día y poco más tarde una cena improvisada, después cervezas, más cenas, cafés, paseos, horas robadas en bonitas cafeterías y sobre todo conversaciones y la sensación de que, a lo mejor, yo no era tan rara (o que no era la única rara, lo que me vale igual).
No se pueden planificar posts, que lo mismo pasa algo y no lo puedes escribir. Hay que hacer las cosas cuando las piensas. Cuándo aprenderé eso… No pensaba ni escribir el post ya porque pensé que no tenía sentido, pero hoy la canción salió sola mientras escribía otra cosa y decidí que había que hacerlo.



Y me viste y te ví
entre la gente que
iba y venía con
prisa en la tarde que
anunciaba chaparrón.

Tanto tiempo esperándote...
Tanto tiempo esperándote...

Fue sin querer...
Es caprichoso el azar
Serrat


Hay una herramienta para ver de qué hablamos (http://www.wordle.net/). Yo la he usado con el blog y me sale esto (a ver si sé ponerlo).

Wordle: entrecanciones

Parece que lo que más digo es "canción", qué raro...

Pongo la imagen, que se ve mejor:


martes, 12 de mayo de 2009

Y si digo la verdad, no sabría por dónde empezar

Hace tiempo vi una película de Woody Allen, Crimes and Misdemeanors (Delitos y Faltas) que me encantó. Por aquel entonces estaba leyendo un libro, The Kite Runner (Cometas en el cielo). No tienen nada que ver, pero de ambos saqué una conclusión parecida: Son tus actos lo que te define. (Aunque me parece que la peli lo cuenta bastante mejor que el libro)
No falta la gente que te enseña que ser fiel a ti mismo tiene un precio. De lo que andamos justos es de los que están dispuestos a demostrar que no actuar de forma consecuente con tu manera de pensar tiene un precio todavía más alto: Tú mismo.

Suelo poner una canción que (para mí) esté relacionada con lo que escribo. Hoy la canción tenía que ser de Antonio Vega, como pequeño homenaje. Se van los mejores.

Al menos a ti te seguiré encontrando por ahí, aunque te eche de menos aquí cada mañana, cada comida, cada meriendilla y cada día.



El silencio como abrigo
dio calor a una amistad
La distancia me hace recordar
que tú y yo somos fieles al latir de nuestro corazón
Su dictado es la mejor canción

Mi secreto es conocerte
como la lluvia al Sol
Antonio Vega

viernes, 8 de mayo de 2009

Si nunca caes de pie, ¿quién mueve los hilos?

No suelo ponerme los dos cascos en el trabajo porque me da la sensación de aislarme demasiado, la música me transporta a otro sitio y no me entero de nada de lo que pasa a mi alrededor (y soy cotilla por naturaleza).
Pero hoy lo único que me apetece es escapar de aquí y hasta que llegue la hora y lo pueda hacer de verdad, pienso esconderme en canciones.



Noche maga, ¿adónde fuiste?
De nada sirve ir a más velocidad
si los recuerdos te encadenan.
Y encerrado entre ti mismo,
maniobras de escapismo
se convierten en refugios o salidas
por donde escapar.

Love of Lesbian

(No sé cómo serán los hombres del mañana, pero los de hoy sí que son unos hijos de puta)

lunes, 4 de mayo de 2009

Ya sé que esto es lo mejor

Algunas ciudades tienen un algo que las hace especiales (para mí). Como pasa con Ámsterdam, con Londres, con Nueva York o con Madrid… también pasa con Barcelona. Basta una tarde para darte cuenta, 4 horas después de que aterrizara el avión sabía que estaba en una ciudad en la que yo podría vivir . Hay ciudades muy bonitas que me encanta visitar (Coruña, por ejemplo) pero en las que no me quedaría a vivir. Creo que yo necesito ese ambiente cosmopolita, esa sensación de no estar de más, de saber que encajas en realidad porque todo el mundo encaja.
La canción del viaje casi siempre la decide Toyo (mi coche) y su método aleatorio, pensé que el avión la había condenado y resultó que no. Qué divertido puede llegar a ser el pastel, ¿verdad? He de reconocer que la canción, objetivamente, no es de mis preferidas, pero es que suele pasar que se le tiene más cariño a lo que te gusta subjetivamente…




My love, there's only you in my life,
The only thing that's right.
Lionel Ritchie

Y como siempre tenemos que hacer todo al revés, nosotras volvimos a Madrid en el puente. Y en Madrid esperaba música en directo. Me encanta destrozar canciones susurrándotelas al oído.

Juega despacio
con mi pelo entre tus dedos
[Te quiero]
Juega sin miedo
Que no voy a irme de nuevo
[Me quedo]
Juega despacio
con mi pelo entre tus dedos
[Te quiero]
[Te quiero]
Silvia Penide

http://www.deezer.com/track/1339369

(No puedo poner el archivo porque goear está actualizando las máquinas, cuando las tenga como nuevas lo edito y lo cambio)

viernes, 24 de abril de 2009

And the songs get louder each one better than before

Vaya semanita de curro me he pegado. Este trabajo mío es así, hay días que vas a currar y de todo lo que haces, lo que más se parece a trabajar es tomar cafés con los compañeros. Y hay otros en los que tienes hasta que racionar las veces que vas al baño.
Estoy muerta de cansancio pero contenta. Cuando bajaba en el ascensor iba un poco de mala leche, yo había planeado la tarde de otra manera y si hay algo que no soporto es cambiar de planes. Pero luego llegué a la calle y hacía sol. Y me alegró el día.
Es genial que encuentres cositas pequeñas que te saquen una sonrisa. Esta canción me da muy buen rollo.



And you're singing the songs
Thinking this is the life
And you wake up in the morning and you're head feels twice the size
Where you gonna go? Where you gonna go?
Where you gonna sleep tonight?
Amy MacDonald

Tonigh en Madrid pero tomorrow... tomorrow en Barcelona with you...
(Parezco un anuncio de vueling)

domingo, 19 de abril de 2009

Volando en una brisa de trompetas

Todo está conectado. Lo mejor y lo peor de mi vida ha llegado por casualidad.
De alguna forma me siento así, eso fue lo que pasó por mi cabeza el viernes. Mientras estaba envuelta en un música especial recordé la historia del maestro zen, que escuché hace tiempo en una película:

Al cumplir los 14, a un niño le regalan un caballo. Y todo el pueblo exclama: "¡Excelente!"
El maestro zen dice: "Veremos". Tiempo después, el niño se cae del caballo, se quiebra la pierna... y todos dicen: "¡Qué terrible!" El maestro zen dice: "Veremos". Luego empieza la guerra... pero el niño es inválido y no tiene que ir. Todos dicen: "¡Estupendo!"
... Y el maestro zen dice: "Veremos".

La película (La Guerra de Charlie Wilson) no me gustó mucho, pero me pareció que la historia estaba bien elegida.



Que si el azar nos va empujando hasta el final
Solo habrá casualidad

La casualidad
Nos va a alcanzar
Nos va a salvar
Y a matar
Iván Ferreiro

martes, 14 de abril de 2009

Y ahora parezco mi caricatura

Me gustó más el lunes de pascua del año pasado. Aunque lo que de verdad fue mejor fue el domingo, cuando llegamos y nos topamos de morros con que habían sacado a pasear a la Virgen. Y nosotras en el coche y pensando dónde lo íbamos a meter, eso sí, con una música puesta que parecía que estaba hecho a propósito. O cuando nos bajamos del coche y tuvimos que atravesar la procesión con las maletas porque nuestro hotel estaba al otro lado del mogollón. Fue divertido ver a la Virgen bailando de un lado a otro mientras nevaba y arrastrábamos la maleta diciendo "uy, perdón".
Fue mejor que ayer, sí, que lo dediqué a ir de visita médica. No me gustan los médicos. No me gusta ir, pero tampoco me gustan mucho ellos. Te miran desde su posición, como tres palmos por encima de la tuya. Y algunos se permiten ser condescendientes o hablarte como si fueras tonta. Y ahí vas tú, a contarles lo que te pasa, medio muerta de miedo.
Ayer fui a ver a mi doctora de cabecera, que está reñida conmigo porque he ido a un especialista por mi cuenta. Fui a ver si hacíamos las paces. A mí me parece muy bien que no le guste la sanidad privada, a mí tampoco me gusta tener que usarla y si la pública no fuera un desastre, os aseguro que no habría ido. Creo en el sistema público, creo que las cosas necesarias tienen que ser gratuitas y accesibles para todo el mundo. Pero también creo que mi salud me importa mucho y que si la seguridad social se hace la remolona para hacerme pruebas, voy a hacérmelas yo. Que le parece mal a la señora, pues lo siento. Me fastidió que quisiera quedar por encima del especialista, no sé si ella será mejor médico pero desde luego mucho empeño conmigo no ha puesto, al menos el privado me ha dado un tratamiento, que según ella no está probado y no sirve para nada… pues no lo sé, habrá que verlo, me parece mejor opción que esperarse a ver cómo evoluciona.
Así que después de decirme que mi tratamiento era una mierda y que no iba a suponer ninguna mejora, le pregunté qué proponía ella, qué narices cree que me pasa. Así que empezó a darle vueltas y debió pensar que era el momento de demostrar que los médicos públicos también saben palabras raras. Así que me soltó un nombre extrañísimo para mí (hasta ayer, claro, que ya me he hecho una experta en el tema), le dije que no sabía qué era y me dice que claro, que es muy poco frecuente (1 entre 3000 ó 5000 pacientes, dependiendo de la página de Internet donde mires, aunque ella no se sabía las cifras). Me dijo que había algunos síntomas que cuadraban con los míos, que no era nada probable pero… que ella tenía un presentimiento. Vaya, después de que no me hizo ni caso la última vez que fui a verla para contarle lo mismo, ahora parece que ya le interesa. Ahora vamos a jugar a ser House, a ver cuándo viene la rubita mona a hacerme unas pruebas.
Lo que más me molestó es la cara que se le puso cuando dijo lo de "su pálpito", con los ojos brillando, como si desease que fuera así. Estaría chulo, eh: una enfermedad rarísima, una tía que se trata por el seguro privado y va la doctora de cabecera y se lo detecta así, de repente. Sería un puntazo. Eso es lo que le importa de esta historia a ella, tener su minuto de gloria. Aunque su minuto de gloria signifique vete tú a saber qué en mi vida…
Creo que voy a cambiar de médico de cabecera. Ahora además de ser una incompetente ha demostrado ser una gilipollas.

Voy a quedarme con la canción de la Semana Santa pasada, y con el recuerdo de escucharla mientras nos perdíamos entre un montón de gente. ¿Quién dijo que las despedidas eran tristes?.



Y como es cortita, la pongo entera.

Triste está la soledad,
echándonos de menos
sin hablar, sin rechistar.

Riéndonos, riéndonos,
nada puede ser mejor que dos
matándola en silencio.

Por eso es la canción de adiós,
canción que la despides sin llorar,
sin llorar, sin llorar ...
Iván Ferreiro

Por cierto, tomo prestado el título de Sabina, aunque el resto de la canción, de momento, no me aplica...

jueves, 9 de abril de 2009

¿quién me presta una escalera?

Me sobrecoge que escuchando una canción se me pongan los pelos de punta. Me pasa con unas cuantas.
Creo que pocos podrían hacer justicia al poema. Hay que ser un artista para poner música y voz a un poema así y no estropearlo.
Machado impresionante, convirtiendo en himno de ignorantes toda una protesta.

He encontrado un video en youtube con la canción, es una interpretación intersante.




¡Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos,
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar!
¡Cantar del pueblo andaluz,
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz!
¡Cantar de la tierra mía,
que echa flores
al Jesús de la agonía,
y es la fe de mis mayores!
¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!
Antonio Machado

martes, 31 de marzo de 2009

A veces unos segundos se conviernten en un barredor de tristezas

Hay cosas que me pasan y ya ni me extraña. Como que planees un viaje cuando ya ha entrado la primavera y descubras que cualquiera de los últimos fines de semana del invierno habría sido más soleado. O que al enano se le ponga el cuerpo del revés justo ese fin de semana. O ir a hacer una visita a un castillo y llegar 5 minutos antes de que lo cierren (y muerta de frío).

Eso y no arrepentirme del viaje, a pesar de todo. Por aquello de volver a sentir esa extraña sensación de pertenencia a algún sitio, sentir que ésta es mi gente y que ésta, más que ninguna otra, soy yo. Por unos minutos pareció que todo era como antes, aunque sé que ya nunca volverá a serlo. Siempre faltará algo, y alguien, sobre todo alguien. Pero esos 5 minutos de risa incontrolada que acabaron con agujetas en la mandíbula me devolvieron a otro tiempo, a cuando las cosas eran mucho más sencillas. Creo que no sabía cuánto echaba de menos esa época. Merece la pena salvarlo.

Yo también quiero invitar a Eduardo, y a Silvio, a ver si me regalan un rabo de nube.


Si me dijeran pide un deseo
preferiría un rabo de nube
un torbellino en el suelo
y una gran ira que sube
Un barredor de tristezas,
un aguacero en venganza
que cuando escampe parezca
nuestra esperanza.

Silvio

lunes, 23 de marzo de 2009

Postrestando

Si hay algo que no soporto es que intenten tomarme el pelo. Si no quieres hacer algo no lo hagas, pero no hagas una mierda y digas que mira qué bueno eres…
Que yo no sé por qué me indigno todavía, si ya debería haberme acostumbrado. Estoy ya un poco harta de que el ayuntamiento de Madrid se dedique a hacer más bien poco y venderlo como si hubiera cambiado la ciudad. Pasó con las obras de la M30, que parece que no se había hecho antes otra obra en Madrid, objetivo: terminarlas antes de las elecciones. Aunque fuera a base de horarios interminables, de gente trabajando día y noche, de tener barrios aislados porque todos sus accesos estaban en obras a la vez, a pesar de hacer una chapuza que cada vez que llueve se inunda …
Pasó con el anillo verde ciclista, que encima tardó mil años en hacerse, ahora está bien, si no te dan mucho asco las ratas y si eres capaz de pedalear sin respirar (o careces de sentido del olfato). Que es muy fuerte que pase por un centro de recuperación de aguas fluviales!
Y pasa con todos los centros deportivos municipales que están inaugurando ahora, que de municipales tienen el cartelito de la puerta. Luego la gestión ya es privada, es un buen negocio. El ayuntamiento tiene su propaganda diciendo lo buenos que son y la empresa privada de turno saca el beneficio, así todos contentos el ayuntamiento y sus amigos que se lucran a costa del ciudadano. No quiero decir que haya tramas ni nada, eh, que seguro que se ha hecho un exhaustivo examen de todas las solicitudes y se ha adjudicado al mejor. Por lo que he visto, el negocio es facilito. El ayuntamiento construye los centros deportivos (cargados a los presupuestos que pagamos todos), la gestión la saca a concurso y la adjudica a una empresa, la empresa saca el beneficio de la gente que use sus instalaciones. Muy bien, si es un buen negocio ¿por qué no se lo queda el ayuntamiento? Y es más ¿por qué es un negocio? ¿No se suponía que los centros deportivos municipales estaban para fomentar el deporte y que su coste era el justo y necesario para mantener las instalaciones? Ingenua que es una… aquí todos ganan, todos menos los ciudadanos de turno, pero… mal será que se den cuenta, sólo hay que publicitarlo como nos interesa y en cuando lleguen las elecciones inaugurar y listo, mayoría absoluta otra vez.


Cada día me gusta más "La habitación Roja". Me costó entrar en su música, pero ahora me encanta. La canción en sí no tiene que ver con la historia, pero el estribillo me viene muy bien. Y además, me gusta un montón.





Ilusionistas y magos
somos lo que parecemos,
ése es el problema,
todo son mentiras.

La habitación Roja

martes, 17 de marzo de 2009

Como el calabobos

Cada vez estoy más segura de que las respuestas absolutas son equivocadas y que las correctas suele empezar con un "es que depende", serán mis raíces gallegas que por algún lado tenían que salir. No me gusta la gente que no comenta ni argumenta, que sólo sentencia.
No quiero ni siquiera opinar sobre el tema del aborto, que me parece ya de por sí bastante complejo como para tomarlo a la ligera. Por eso no me parece serio ni responsable jugar con las palabras y hacer demagogia con él. No me parece bien hacer un juicio categórico basado en una verdad absoluta, ah, se me olvidaba que a eso le llaman ellos doctrina.
Si vamos a hacer comparaciones no saques un lince y un niño de dos años muy ternasco, saca un embrión al menos, o saca unas células, ya puestos. No proteger a un niño de dos años es un crimen y está penado y contra eso no he oído ni una voz (parece que se les olvida).
¿Qué les parece si sacamos a un joven de 25 años contagiado de SIDA por no haber usado un condón y lo comparamos con un águila real? Qué quieren, es que alguien le dijo que los tocamientos impuros le iban a dejar ciego…
También podemos hablar del pastizal que se van a gastar en anuncios, que en estos tiempos que corren no sé a cuantos niños desprotegidos se podría alimentar con él.
Vale ya de esa doble moral, de querer imponer sus ideas y de salir a la calle a recortar derechos (o a intentarlo al menos). Basta ya de tanta hipocresía y de creerse con derecho a opinar y sentenciar por todos. Ustedes limítense a sus fieles y dejen que el resto nos pudramos en el infierno cuando llegue el momento.




Y te acosan de por vida
azuzando el miedo,
pescando en el río turbio
del pecado y la virtud,
vendiendo gato por liebre
a costa de un credo
que fabrica platos rotos
que acabas pagando tú
Serrat