martes, 20 de octubre de 2009

Gonna laugh, gonna dance. I'm gonna enjoy the ride

Hay más cosas que me gustan del otoño y que se me olvidaron. Al final va a resultar que el otoño no está tan mal.
Por ejemplo, que Beatriz Montañez comente las noticias del día (no las de hace 4 meses como pasa en verano) o que haga un poquito de frío pero poco, lo justo como para que tu mano busque refugio en mis bolsillos y para que venga a buscarlo sin un guante puesto (algún día contaré mi odio a los guantes).

Está siendo un otoño raro, no sé si es porque no ha terminado de irse el verano (hasta hoy) o por qué, pero no está siendo como otros años. No quiero repasar objetivos viejos ni quiero hacer listas nuevas. Al menos no físicamente (otra cosa son las que se hacen mentalmente). Pero no quiero obsesionarme, quiero tomarme mi tiempo y disfrutar el momento, sin quemar etapas, con el kellybook en la guantera del coche, un montón de lecciones aprendidas sobre cómo compartir documentos on line y una lista de características imprescindibles o aspectos a valorar muy positivamente en formato Excel. Voy a hacer de ti una informática, lo sé.

You look fine
There's nothing to worry
Take your time
'Cause baby there's no hurry
For once just enjoy the ride
For once just enjoy the ride

Marlango





1 comentario:

simplemente yo dijo...

Pues nada, a disfrutar del otoño. jajaj Al final vas a ser una defensora férrea del anuncio del Corte Ingles y sus ganas de otoño. Jjaja. Un beso, ya me he puesto al día con tus posts y como siempre un placer.