miércoles, 7 de enero de 2009

Y hasta aquí las vacaciones

Vaya pereza levantarme esta mañana, si es que tengo el sueño cambiado, es lo que pasa después de las vacaciones. En realidad a mí me pasa hasta los fines de semana, que el domingo nunca puedo dormir. Se me cambia el sueño igual que se me cambian los hábitos y las pintas. Ya he tenido que rescatar los zapatitos de su exilio al fondo del armario, los pantaloncitos y las camisas de persona seria y formal.
Pero bueno, yo ya estoy pensando en las próximas, que aunque serán pocos días pienso aprovecharlos muy bien, ha sido lo bueno de la vuelta, ver el mail de Sita XX diciéndome que ya ha hecho los deberes y que ha buscado casita para nuestra escapada. Si es que es un encanto… menos mal que esas cosas no dependen de mí, que según tengo hoy el día de productivo a saber dónde acabaríamos.

3 comentarios:

cris dijo...

Dios,yo soy una dejada para planear cosas, lo dejo todo para el último día... Pero al final siempre me salen bien. Voy a intentar no tentar mucho a la suerte para la próxima vez, no vaya a ser que se acabe... jodiendo.
jajjajajaajajajjaja

Melómana dijo...

Lo mismo el truco está ahí, en no planear mucho y disfrutarlo.
Yo soy un desastre pero siempre acabo planificando en el último momento y siempre me acabo enfadando porque no sale como había planeado.
A ver si esta vez no hago planes y sólo disfruto

simplementeyo dijo...

jaja, yo tb soy la de los planes,, pr estoy empezando a aceptar q a veces los planes no salen, y a veces, eso es una suerte.. jjajaj Deja q la vida te sorprenda.. YO tb tengo mono de vacaciones. besoss