lunes, 26 de julio de 2010

Architecture of Lies

Esas son las desgracias de verdad. Ver a un chaval apoyado en el cristal que le separa de su padre gritando que es un campeón y jurando no olvidar nunca esta lección. Ver a una mujer mayor llorar pidiendo que le cambie el sitio, que es ella quien debiera estar ahí y él fuera. Escuchar a una mujer todavía joven preguntarle entre sollozos a mi madre cómo se hace, cómo se continúa. Y ver a mi madre abrazarla, y escucharla hablar, y pensar que no hay nadie más elegante que mi madre. Eso es ser una señora. Y recordar. Y revivir.
He escuchado a muchas personas decir este fin de semana que luchó 2 años para nada, que la enfermedad pudo con él. Y se equivocan, el cáncer lo mató pero no le venció. Él ha vencido al cáncer, haciendo planes de verano hasta el último día, soñando con volver a casa e ir a una terrazita a tomar una cerveza "a ver pasar la gente". Se consumía por dentro y todavía sonreía al salir a la calle y decía que la vida era maravillosa. Su hijo tiene razón, se ha ido un campeón.
Descansa en paz, Pepe, te lo has ganado.

Used to think I would understand things
Now I learned there's nothing
To be understood

Marlango




1 comentario:

simplemente yo dijo...

Lo siento, mil abrazos para ti y para su familia. Es un bonito homenaje, tus palabras. besos