jueves, 3 de junio de 2010

Antes, en aquel otro mundo distante

Hace tiempo te dije que no estaba lejos el momento en que el viento cambiara, ¿lo recuerdas? Me gusta pensar que acerté, aunque, para ser sincera, en aquel momento no pensaba que fuera a estar tan cerca.
Tres primaveras después, mi viento sigue soplando a favor. No es que todo sea perfecto, no es que no haya días en que me metería debajo de la sábana y no saldría, no, es que he encontrado mi rincón favorito en tu regazo, es que ahora tengo un lugar donde refugiarme, es que existes y es que cada vez siento que esto funciona más y mejor.
Varias primaveras atrás todo era tan distinto... tiempos de otro cantar, tal cual. Por eso antes escribía más, porque ahora las canciones son distintas y porque se suele tener más necesidad de lamentarse que de dar las gracias.

Siempre hay una canción que lo cuenta mucho mejor:

Varias primaveras atrás
el viento cambió,
y una canción me trajo hasta aquí.

No fue más que un signo sutil
que luego creció,
y una canción me trajo hasta aquí.

Antes, antes en aquel otro mundo distante,
tiempos de otro cantar.
Lejos, lejos con la mirada en otros espejos,
sin darme cuenta un día eché a andar.

Con un entusiasmo infantil
que dura hasta hoy,
una canción me trajo hasta aquí.

Fui dejando versos detrás
renglón a renglón,
una canción me trajo hasta aquí.

Antes, antes en aquel otro mundo distante,
tiempos de otro cantar.
Lejos, lejos con la mirada en otros espejos,
sin darme cuenta un día eché a andar.

Jorge Drexler




2 comentarios:

Anónimo dijo...

que bien!

un beso
elena

simplemente yo dijo...

PUes si la felicidad lo que te mantiene alejada de nosotros... espero que sea así por mucho tiempo... Enhorabuena. Esta canción también podría ser hoy por hoy la banda sonora de mi vida.. Besos grandes