martes, 26 de enero de 2010

Donde soy más a raudales, donde siento en espirales

¿Para qué jugar al cuento con las rodillas tan sucias como amuletos?
si mañana es de cemento, soy el agua que derrama mares quieros
si no existen nunca camas donde quepan tantas ganas como en un silencio
¿Para qué queréis el miedo? si no sois mas que las ansias de algún sexo

No quiero vivir fuera del jardín del cielo
donde veo en los cristales a tus besos de corales
mientras ando desclavando dioses por los arrabales
Eres para mí risa de arlequín y caramelo
donde soy más a raudales, donde siento en espirales
donde ando desclavando tu mirada de mi hambre
mientras ando desarmado por mis vicios animales

¿Para qué jugar al cuento con la carita tan sucia como un secreto?
no se construyen de acero las vasijas donde duermen los deseos
¿Para qué queréis el cielo si la boca muda el celo de los hombres nuevos?

Carlos Chaouen

No quiero pasar ni un día lejos del cielo que encuentro a tu lado. Hoy. Ahora. Es esta vida. Que no me vendan nada más allá, quiero el más acá, sigamos pecando cada día un poco más.
Qué más puedo decir, sólo podría añadir que soy más cuando estoy contigo y también lo estaría copiando. No hay palabras para esto, quizá por eso ahora escribo menos.





1 comentario:

simplemente yo dijo...

Bueno pues si escribes menos por un buen motivo, me alegro.. Disfrutalo. Este post te ha quedado precioso. Besos