lunes, 10 de noviembre de 2008

. . .

Envidio profundamente a esa gente que siempre sabe qué hacer. Yo soy insegura por naturaleza, hoy me llevó una hora salir de casa. Me levanté, llamé sin saber para qué, hablé sin saber qué decir, me volví a acostar, di unas cuantas vueltas, me volví a levantar, hablé con mi madre, decidí volver a la cama, llegué hasta allí, me senté y me volví a levantar para irme. Volví a llamar y esperé casi que decidiera por mí: una breve conversación con un "no hace falta" y un "pero cómo vas a venir ahora" que dejaban entrever un "por favor, vente" (o eso me pareció a mí). Salí de casa sin saber muy bien qué iba a hacer. Llegué, y subí y ahí estuve, y seguí sin saber qué hacer. Pensando que seguramente cualquier otro habría sabido manejar la situación mejor que yo. Intentando contar cómo lo viví yo, explicando mi consuelo, resaltando aquello que a mí me costó tiempo valorar, se parece tanto la situación que es lo único que podía hacer y aun así no me salían fluidas las palabras.
La vida, de vez en cuando, es una puta mierda.

7 comentarios:

cris dijo...

Ni que lo digas, a veces es una puta mierda. Pero merece la pena esperar a que venga lo bueno.
Yo también soy una indecisa y nunca sé que decir en situaciones duras.
Sólo se escuchar, y estar con la persona que me necesita. A veces es lo mejor que se puede hacer.

bea dijo...

Es una cuestión de procesos mentales, si estás acostumbrada a observar, analizar y resolver...antes situaciones que no tienen solución te (me) bloqueo, no sé qué hacer, no hay nada que analizar, ni resolver, solo observar y si intentas resolver (o hacer menos mala la situación) solo la empeoras...

quién te conoce lo sabe y te "perdona" esa minusvalía

creo.

Al menos eso es lo que yo me digo.

Ezne dijo...

para muestra un botón, yo, que siempre suelo saber que hacer, que soy de acción, pensamiento casi impulsivo... hasta yo me quedo parada, y perdida, y sin saber donde están los zapatos para empezar a caminar....

todos podemos ir de un lado a otro de la balanza.... todo, para mi, es cuestión de ánimo, y a veces no podemos con él.

Y si, siempre me acuerdo de Amaral y una frase "para reirnos de lo perra que es la vida..." y es que la vida, es muy perra... mucho... pero como perra, hasta nos viene a buscar para que la acariciemos ;)

Un besote

Melómana dijo...

Cris, tu frase me ha recordado a lo que me dijo mi novia: La vida es una mierda, sí, afortunadamente no siempre.
Bea, espero no haberla empeorado al menos. Aunque tampoco sé si la mejoré, que era lo que yo quería hacer.
Me ha gustado eso, Ezne, lo de que es tan perra que hasta viene a buscarnos para que la acariciemos.
Gracias por los comentarios.

Melómana dijo...

Cris, tu frase me ha recordado a lo que me dijo mi novia: La vida es una mierda, sí, afortunadamente no siempre.
Bea, espero no haberla empeorado al menos. Aunque tampoco sé si la mejoré, que era lo que yo quería hacer.
Me ha gustado eso, Ezne, lo de que es tan perra que hasta viene a buscarnos para que la acariciemos.
Gracias por los comentarios.

simplementeyo dijo...

Bueno pues yo creo q a veces todos nos bloqueamos. Yo tengo una amiga q a veces no sabe q decir y se siente fatal, pr simplemente con el hecho d estar ahí me ayudó. Así q a veces no hacen falta palabras, solo un abrazo y saber q nos comprenden. besos y ánimo.
PD: Contar tu experiencaia fue una buena idea, pq al sentirnos identificados con alguien q paso por lo mismo nos sentimos mucho mejor.

Eris dijo...

pensar que no somos los únicos ue estamos pasando por eso suele ser un buen consuelo, hiciste lo correcto.

bessitos